11 curiosidades sobre el Gran Cañón del Colorado

El Gran Cañón del Colorado es una de las maravillas naturales de nuestro planeta. Cada año, millones de personas viajan hasta este paraje de Arizona para quedar asombrados ante uno de los paisajes más espectaculares de la Tierra. Hoy os traigo algunas curiosidades y datos asombrosos de este lugar tan especial.

Feliz cumpleaños, grandullón

La formación del Cañón del Colorado le llevó al planeta Tierra unos seis millones de años, casi nada. Su forma se debe a la actividad geológica y a la erosión del río Colorado. Es tan grande que se dice que en su interior podría caber la población del planeta y aun así sobraría espacio para unos cuantos muebles.

Gran Cañón del Colorado
Gran Cañón del Colorado. Foto: Francisco Elorriaga

No solo piedras

El Cañón del Colorado tiene un incalculable valor geológico. Por su historia arqueológica y la gran cantidad de fósiles que han ido apareciendo en su interior, este lugar es uno de los más estudiados del mundo.

¡Cuánta gente!

Es uno de los parques nacionales que más se visitan en todo el mundo. Se estima que cada año, 5,9 millones de personas quedan impresionados por sus espectaculares vistas.

Los españoles “primero”

El Cañón del Colorado fue “descubierto” en el año 1540 por una expedición española. Como ocurre cada vez que los españoles descubren algo, para controlar el cañón  primero tuvieron que enfrentarse a las diversas tribus indias que vivían en el fondo del Gran Cañón. Después de construir el parque nacional que existe hoy en día, estas pequeñas tribus fueron expulsadas y llevadas a vivir a una zona de no más de 3 kilómetros cuadrados. Hoy en día aun existe una tribu que vive en su interior, los havasupai.

No tan grande

A pesar de su grandilocuente nombre, el Gran Cañón del Colorado no es el cañón más grande del mundo. Este cañón de Arizona tiene una extensión de 446 kilómetros, y una profundidad de 1600 kilómetros. El cañón más extenso es el Valle de Capertree, en Australia, mientras que el más profundo es el Gran Cañón de Yarlang, en el Tíbet.

Gran Cañón del Colorado. Foto: Francisco Elorriaga

Cómo matarse en el Gran Cañón

Allá donde podemos ver un lugar lo suficientemente elevado, veremos a un chiflado dispuesto a jugarse la vida en busca de sensaciones fuertes; y el Cañón del Colorado no iba a ser una excepción. El protagonista de esta curiosidad se llama Nik Wallenda, un funambulista que, armado con una enorme pértiga, cruzó los 426,5 metros de ancho que mide el cañón caminando cobre un cable atado a 455 metros de altura… ¿vértigo?

Resultado de imagen de Nik Wallenda grand canyon

Cómo matarse en el Gran Cañón del Colorado part II

Seguimos con chiflados… Esta vez hablamos de Yves Rossy. Este suizo se ató una mochila con forma de cohete a la espalda y durante ocho minutos sobrevoló el cañón. Rossy voló a 2.400 metros de altura, llegando a alcanzar los 300 kilómetros por hora.

La Herradura del Caballo

En la frontera entre Arizona y Utah se encuentra uno de los puntos clave de cualquier excursión al Cañón del Colorado. En la Curva de la Herradura, el cauce rodea un gigantesco pico rocoso dejándonos unas vistas espectaculares y un magnífico lugar para hacer un descanso.

La Curva de la Herradura (Horseshoe Bend)
La Curva de la Herradura (Horseshoe Bend). Foto: Nacho Andrés

El Gran Cañón, ni tan desierto ni tan inhabitado

Con solo ver una fotografía del Cañón del Colorado podemos llegar a pensar que se trata de un lugar sin mucha vida; es caluroso, árido y sin demasiada vegetación a la vista. Pero la verdad es que este lugar cuenta con una amplia variedad de fauna. Podemos encontrar mamíferos, anfibios, reptiles… También cuenta con una gran diversidad de aves.

¿Serpientes rosas?

¿Sabíais que existen las serpientes rosas? Pues daros una vuelta un día de estos por el el Gran Cañón. Debido al tono de las rocas, en este lugar, si tenemos mala suerte, podremos encontrarnos con serpientes de cascabel de este color. A ver, si te muerden lo vas a pasar igual de mal que con una de cualquier otro color, pero al menos podrás decir que te mordió una serpiente rosa. Quien no se consuela, es porque no quiere…

Runner vs puma

¿Qué ocurriría si metemos en un mismo titular las palabras runner y puma? Pues esto ocurrió hace tan solo unos años. Un runner fue atacado por un gran puma cerca del Gran Cañón mientras corría. Aun no se sabe exactamente cómo lo hizo, pero el hombre logró hacer frente al felino y llegó incluso a acabar con su vida, estrangulándolo con sus propias manos, ¿ascendencia bilbaína?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: