14 planes para disfrutar de Berlín

Berlín es una de las ciudades más importantes de Europa. Es un lugar lleno de historia y con una gran cantidad de monumentos que nos hacen recordar una de las etapas más oscuras de nuestra historia. Pero también es una ciudad llena de vida, luces, parques y zonas con gran ambiente. Hoy os propongo catorce planes con los que poder disfrutar de la capital de Alemania.

Atraviesa la Puerta de Brandemburgo

Es el símbolo de Berlín y uno de los lugares más concurridos de la ciudad. Se construyó en el año 1791 como una imagen del triunfo de la paz sobre la guerra y está coronada con una cuadriga montada por la Diosa de la Victoria. En esta plaza han tenido lugar un gran número de actos históricos, desde el paso de Napoleón hasta desfiles del ejército Nazi. Yo os recomiendo visitarla tanto de día como de noche, de las dos formas os parecerá impresionante.

Dirección

La Puerta de Brandenburgo. Foto: Francisco Elorriaga

Visita el Monumento al Holocausto

Berlín es una ciudad llena de historia y muy consciente de los errores del pasado. Por eso, a lo largo de toda la ciudad, podemos contemplar homenajes a la etapa más oscura de su historia. Uno de los más importantes es el Monumento al Holocausto. Está compuesto de 2.711 bloques de hormigón oscuro construidos en memoria de los judíos asesinados por toda Europa. La entrada a este lugar es gratuita.

Horario: 24 horas

Dirección

Museo al Holocausto. Foto: Francisco Elorriaga

Hazte una foto en Checkpoint Charlie

Es una réplica exacta de uno de los pasos fronterizos de la Guerra Fría. En su momento, servían para poder cruzar a Berlín Este desde la parte del Berlín Oeste. Lo que hay ahora en Berlín es una réplica de una de estas casetas de paso. Esta imitación se encuentra en mitad de la calle por lo que su visita es gratuita. También os podréis fotografiar junto a ella. Pero no busquéis la colaboración de los agentes/actores. Para que posen con vosotros sí que habrá que aflojar la cartera…

Dirección

Checkpoint Charlie. Foto: Francisco Elorriaga

Muro de Berlín

Es otro de los emblemas de la ciudad. Este muro dividió la ciudad en dos partes completamente diferentes durante 28 años. Tras el final de la II Guerra Mundial, Berlín fue dividida entre los bandos vencedores. Por un lado estaba el sector soviético (República Democrática Alemana) y, por otro, el sector de los aliados (República Federal Alemana). Hoy en día el muro recorre buena parte de la ciudad a modo de recordatorio de esta etapa.

Recorre la East Side Gallery

Es el mayor tramo del Muro que se conserva y el más conocido y fotografiado. Mide 1,3 kilómetros y está decorado por un centenar de grafitis y obras de arte. East Side Gallery es la galería al aire libre más grande del mundo y contiene una de las pinturas más reconocibles de la historia de Europa; el beso entre Leonid Brezhnev y Erich Honecker. Lo malo es que, donde hay arte gratuito, siempre hay algún g*** deseando dejar su imprenta. Da rabia ver la cantidad de firmas que los turistas han ido dejando sobre las obras. Sobre todo, al comprobar que muchas de ellas están en español…

Dirección

El beso fraternal. Foto: Francisco Elorriaga

Ve a ver la Catedral de Berlín

Es el edificio religioso más emblemático de la ciudad. Se encuentra a orillas del río Spree, justo enfrente del enorme jardín de Lustgarden. Este es un buen lugar para sentarse y tomar algo tranquilamente enfrente de esta iglesia coronada por una enorme cúpula de color verdoso.

Dirección

 

Catedral de Berlín. Foto: Francisco Elorriaga

Busca Osos

El oso es el animal de la ciudad de Berlín. ¡¡Los podréis ver por todas partes!! Estos osos se crearon en el año 2001 y se colocaron más de 300 por toda la ciudad. Es imposible que no os topéis con alguno recorriendo Berlín.

 

Visita los Bunkers

Berlín está plagado de túneles subterráneos que se remontan a la II Guerra Mundial. Estos búnkeres fueron construidos por Hitler en cuanto Alemania empezó a retroceder en la guerra con el bando Aliado. Más tarde, también serían utilizados durante la Guerra Fría. Hoy en día, estos lugares se han convertido en museos que se pueden visitar y recorrer de la mano de guías cualificados. Existen varios recorridos y algunos de ellos están en español. Nosotros hicimos uno llamado “Dark Worlds”, era un recorrido por un búnker civil nazi utilizado durante la Segunda Guerra Mundial. Nos explicaron cómo debían actuar los ciudadanos berlineses en caso de bombardeo, también pudimos ver una gran cantidad de armas, máscaras de gas, propaganda nazi y muchos objetos cotidianos. El precio está entre 10 y 15 euros, dependiendo del tour que escojáis.

Reserva

Sube al Reichstag

Hoy es el Parlamento Alemán. Es un edificio clásico coronado por una cúpula de cristal. Subir es gratuito, eso sí, deberéis reservar con antelación para hacerlo. Al comienzo de la visita os darán unos auriculares en el idioma que escojáis y comenzareis vuestro tour mientras subís a lo alto de la cúpula. Las vistas desde arriba son espectaculares.

Dirección

Reserva

Interior de la Cúpula. Foto: Francisco Elorriaga
Parlamento de Alemania. Foto: Francisco Elorriaga

Cómete un kebap en el Mustafa

Este lugar tiene fama de servir el mejor kebap de la ciudad y uno de los mejores del mundo. Es un pequeño kiosko situado en mitad de la calle. Es fácil de encontrar por la enorme cola que tiene a casi todas las horas del día. Yo me pedí un kebap y debo reconocer que estaba increíble, eso sí, picaba como el demonio. Personalmente, me gustó más otro que comimos en la ciudad, en un restaurante llamado Imren. Para gustos…

Dirección

Visita el Edificio de la Nueva Guardia

Este es otro de los monumentos que la ciudad de Berlín ha dedicado a los estragos de la guerra. En este caso, homenajea a las víctimas de las dictaduras y el belicismo. La estatua, situada dentro del edificio, representa a una madre con su hijo muerto en brazos. Es una visita muy corta y llena de simbolismo.

Dirección

Foto: Francisco Elorriaga

Ve al Museo de Pérgamo

Está situado en la llamada Isla de los Museos y es el más visitado de la ciudad. Es un museo dedicado a las culturas clásicas y Oriente Próximo. Dentro nos encontraremos con la Puerta del mercado de Mileto, el Altar de Pérgamo o la Puerta de Astarté, la famosa entrada a la antigua Babilonia. La entrada al museo cuesta 12€, aunque si sois estudiantes, podréis entrar por 6.

Dirección

Descubre un poco de historia en la Topografía del Terror

Este museo gratuito nos adentrará en cómo funcionaba el aparato de opresión de la Alemania de Hitler. Conoceréis qué era y cómo actuaba las GESTAPO, la policía secreta nazi. Este lugar está repleto de fotografías y textos que nos explicarán todo, por lo que se trata de una visita que requiere que nos tomemos nuestro tiempo para poder disfrutarla y aprovecharla de verdad.

Dirección

Visitar el Museo de Ana Frank

En este lugar daremos un breve paseo por la vida de Ana Frank. Veremos fotos que van desde su nacimiento hasta sus últimos días. También podremos ver algunos objetos de la época. A lo largo de las paredes también encontraremos cómo era la sociedad y cómo esta fue evolucionando hasta su terrible final. La entrada a este lugar cuesta 5€.

Dirección

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: