Geocaching: ¡conoce el mejor juego para recorrer el mundo!

Hoy os voy a hablar de un juego que, a pesar de ser más viejo que el Sol, he descubierto hace poco. Un juego con el que descubrir nuevos rincones de todo el mundo, escondites y camuflajes increíbles y con el que puedes formar parte de una comunidad inmensa que se reparte por todo el mundo, ¿habéis oído hablar del Geocaching?

¿Qué es el Geocaching?

El Geocaching es la excusa perfecta para pasar tiempo al aire libre. La forma más fácil de explicar lo que es este juego es decir que el Geocaching es una gymkana mundial que consiste en esconder y buscar tesoros.

A lo largo de todo el mundo, y en los lugares más impensables, hay pequeños tesoros ocultos esperando a que los descubramos. Estos tesoros son objetos físicos reales y pueden estar escondidos en ese banco por el que cada día pasas de camino al trabajo, en esa parada de bus en la que cada día te sientas a esperar o en una estatua que has visto más de mil veces, ¡en cualquier parte!

Con ayuda de tu teléfono móvil y la app del juego, tu misión será encontrar estos tesoros escondidos. Una vez encontrado, la mayoría de ellos tienen un cuaderno donde podréis dejar vuestra firma y la fecha en la que lo hallasteis. Además, deberéis registrar el tesoro (llamado caché) en vuestra aplicación, solo en ese momento, el símbolo se cambiará por una carita sonriendo en el mapa.

Mapa de geocaching

¿Dónde puedo encontrar cachés?

Como he dicho antes, podemos encontrar cachés en cualquier lugar el mundo. Tanto en ciudades como en bosques o incluso los hay escondidos en lo profundo de océano. Estos tesoros tienen diferentes tamaños, desde los denominados microscópicos, del tamaño de una pila, a algunos más grandes que nosotros mismos. Podemos encontrarlos camuflados en árboles, dentro de las tuercas de un quitamiedos, escondidos dentro de rocas… cualquier lugar puede convertirse en un escondite increíble que hará que nos rompamos la cabeza para encontrar el tesoro.

¡Un caracol con sorpresa!

¿Cómo puedo hacer Geocaching?

Para jugar a esta gymkana mundial, no hay más que descargarse la aplicación desde el teléfono móvil (tanto en Android como en IPhone) y registrarse gratuitamente. Una vez hecho, podréis ver, desde la aplicación, un mapa de la zona en la que estáis con todos los cachés que hay a vuestro alrededor. Si elegimos uno, podremos ver qué pistas nos da el usuario que lo ha escondido y algunas pistas que podremos conseguir de aquellos buscadores que lo han encontrado antes. Además, podremos guiarnos de la brújula para que sea más fácil dar con la ubicación exacta. Acompañando a cada caché, dentro de la aplicación, podremos ver una descripción en la que aprenderemos un poco más sobre los lugares que estamos visitando. Aquí encontraremos curiosidades, leyendas, cuentos o la historia del sitio en el que estamos.

Normas del Geocaching

El Geocaching es un juego y, como todos los juegos, tiene una serie de normas que ayudan a que una afición tan grande, y con tantos jugadores, sea posible. Las más importantes son:

  • Debes dejar el caché tal y como lo has encontrado. No te esfuerces en esconderlo más de lo que ya estaba ni te vayas dejándolo a la vista de la gente que pase.
  • Dentro de muchas cajas, encontraremos diferentes objetos como figuritas, pulseras, imanes… Si coges algo, asegúrate de dejar otro objeto a cambio. Estos objetos no pueden ser comida, bebida, objetos, peligrosos etc…
  • Los cachés nunca pueden estar enterrados ni escondidos en lugares peligrosos para los buscadores.

Tipos de cachés

El Geocaching va creciendo con el paso de los años y poco a poco podemos ir encontrado diferentes tipos de pruebas y de cachés diferentes. Estos son los más importantes:

  • Geocaché tradicional: Éste es el tipo de geocaché original, y de los que más vamos a encontrar. Para localizarlo, únicamente deberemos ir a las ubicación que nos indica el mapa y, descifrando las pistas que nos da, encontrar el tesoro. Suelen ser cajitas donde encontraremos un cuaderno de firmas (logbook) donde poner nuestro nombre de usuario y la fecha en que lo hemos encontrado.
  • Mystery: Este tipo de caché hará que nos rebanemos los sesos para encontrar la solución. Pueden ser complicados acertijos, puzles prácticamente imposibles y pruebas que nos obliguen a sentarnos a pensar con boli y papel en mano.
  • Multi-caché: Estos cachés se encentran en varias ubicaciones, una de ellas nos conducirá a otra y deberemos seguirlas todas hasta encontrar el tesoro.
  • Earthcache: Estos suelen estar en lugares geológicamente especial que se puede visitar para aprender sobre una característica única de la tierra. Para registrarlos, se suelen contestar unas preguntas observando el entorno.

 

Tipos de caché

Os recomiendo que no dudéis en probarlo. Es que es un juego muy divertido para hacerlo en grupo y que está lleno de retos y curiosidades. El Geocaching es una forma fantástica de conocer nuevos lugares, historias y leyendas sobre los sitios que visitamos.

Una rama un poco especial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *