Halong Bay: la leyenda del Dragón que desciende

Halong Bay, situada en el norte de Vietnam, es considerada una de las nuevas maravillas naturales del mundo. Esta impresionante bahía de más de 120 kilómetros de longitud cuenta con un total de 1969 islotes formados por piedra caliza. Halong Bay es un vasto paraíso donde podremos encontrar tradicionales pueblos pesqueros flotantes, lagos y cuevas. Su nombre significa literalmente “El dragón que desciende” y, como ocurre con todo lugar mágico, esconde una gran leyenda tras de sí.

 

Para encontrar el origen de la leyenda de Halong Bay viajaremos siglos atrás en el tiempo. Volaremos a la era de las armaduras, las afiladas espadas, las puntiagudas flechas y el resto de armas capaces de hacer daño con tan solo mirarlas (los buenos tiempos). Como en la mayoría de leyendas vietnamitas, China volvía a fijar sus ojos en el pequeño país vecino del sur. Su ansia de expansión era enorme y sus ejércitos superaban con mucho a las reducidas tropas de Vietnam. Pero los habitantes costeros no tenían pensado rendirse; todavía contaban con un último y desesperado recurso antes de rendirse al enemigo del norte. El Emperador imploró su ayuda a una familia de dragones celestiales para hacer frente al ejército chino. Las colosales bestias accedieron a ayudarles.

“¡¡Dracarys!!”

Los dragones bajaron del cielo y se unieron a las fuerzas vietnamitas. Desplegaron sus poderosas alas y sobrevolaron la bahía de Halong lanzando a su paso miles de enormes joyas y rocas de jade para hundir los barcos enemigos. Además de terminar con hasta el último invasor, estas joyas se convirtieron en los islotes que hoy dan vida a Halong Bay. Estas islas formaban una gran defensa ante futuros ataques.

Una vez terminada la batalla, la familia de dragones quedó tan enamorada de la bahía que decidieron quedarse a vivir en Halong Bay. Hoy en día, en las noches de frío y niebla, las habitantes de esta humilde zona pesquera juran que es el aliento de una de esas criaturas mitológicas el que forma la enigmática neblina que tapa buena parte de la bahía.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: