Lo peor de viajar a Irlanda

Nuestro viaje por Irlanda fue espectacular. Personalmente, es uno de los países europeos que más me han gustado. El ambiente de sus ciudades, incluso de las más grandes, es increíble, más parecido al de pequeños pueblos que al de urbes de gran tamaño. Además, es un país lleno de naturaleza y paisajes impresionantes que jamás olvidaréis. No obstante, también cuenta con algunos aspectos negativos y unas cuantas cosas que no nos gustaron nada.

Carretera

Si ya te ha resultado difícil adaptarte a conducir por la izquierda cerca de las enormes carreteras que llevan al aeropuerto, prepárate para tu recorrido por la isla. Salvo en contadas excepciones, las carreteras están regular asfaltadas, son estrechas y de doble sentido. Y cuando digo estrechas me refiero estrechas de verdad. Muchas veces parece que te vas a quedar sin alguno de los retrovisores. Por no hablar de los enormes socavones que probarán la calidad de los amortiguadores de vuestro coche. Eso sí, hay que reconocerlo, los paisajes de alrededor son siempre espectaculares.

Parkings

Más os vale que vayáis cuatro para alquilar un coche, porque si no, os va a salir cara la broma. En las ciudades hay que pagar por aparcar en coche EN CUALQUIER PARTE. Olvidaos de aparcar gratis, ni siquiera en las ciudades menos importantes. El precio suele ser de unos tres euros la hora por aparcar en la calle en Dublín (si es que encontráis sitio…). También hay parkings que resultan algo más caros.

Parkings II

Otra cosa que nos llamó la atención es el tema de pagar aparcamiento en las zonas turísticas. Tanto en Cliffs of Moher como en la Calzada del Gigante, el precio a pagar depende del número de pasajeros. No se paga por el coche, se paga por cada persona que vaya dentro. Encima el precio era como de 10 euros por cabeza… ¡Una burrada!

¿Y el sol?

Escribo esto como algo negativo pero al final te lo acabas tomando con humor. El tiempo en Irlanda está loco. Allí dicen que tienen las cuatro estaciones del año en una sola hora, y no es broma. En diez minutos puede llover, salir el sol, volver a llover, granizar, nevar, erupcionar un volcán, pasar dos tornados y volver a salir el sol. Es una locura. Prepárate para ponerte y quitarte el abrigo cada dos minutos. Pero lo dicho, al final te hace gracia (no queda más remedio).

La comida

Lo cierto es que en España estamos muy mal acostumbrados. Pero aun así, olvídate de comer sano durante tu estancia en Irlanda. Vamos a ver, su comida típica es coger un “pez” freírlo y servirlo con patatas fritas, ¿Qué esperabas? Claro que se puede comer bien, pero es mucho más caro. Apenas tienen platos tradicionales y los que tienen estás muy relacionados con la patata. Os recomiendo que no vayáis pensando demasiado en vuestra  línea…

¿Cuánto dices que cuesta?

Irlanda es un país caro. Para ser justos, hay que decir que allí los sueldos son bastante más altos que aquí. Tal vez lo correcto sería decir que Irlanda, para los españoles, es caro. La cerveza en un sitio normal cuesta alrededor de 5 euros, un café casi 3, comer en un restaurante normalito sale por unos 20… Lo dicho, no es un sitio barato. Y como vayáis a tomar algo a Temple Bar ya ni os cuento, ¡OCHO EUROS POR UNA GUINNESS!

¿Ya cierran?

Sin duda esto es para mí lo peor de Irlanda. ¡Todo cierra muy pronto! Normalmente las tiendas cierran alrededor de las seis, tal vez un poco más tarde en las zonas más turísticas, pero poco más. Aprovechad para comprar todo lo que queráis pronto porque, si no, os encontrareis con todo cerrado.

Ocurre lo mismo con los pubs. Allí la fiesta comienza muy pronto, lo que significa que también acaba igual de pronto. Esto ocurre incluso en los lugares más turísticos. Por ejemplo, The Temple Bar cierra como muy tarde a las 2:30, y eso teniendo en cuenta que es el pub más turístico de casi toda Irlanda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: