Una ruta por el Pirineo Aragonés: Aguas Tuertas

El Pirineo es uno de los lugares más sorprendentes de nuestro país para cualquier amante de la naturaleza y de las rutas de montaña. Por esta región del norte discurren ríos y se alzan altos picos para regalarnos unos paisajes espectaculares. Hoy me gustaría hablaros de una pequeña ruta situada en el Pirineo Aragonés, concretamente en Huesca y, todavía concretando más, en el Valle de Hecho. Esta es una ruta que a mí me encanta por sus vistas y por la cantidad de animales que nos podemos encontrar por el camino. Hoy os voy a enseñar Aguas Tuertas.

CÓMO LLEGAR

Para llegar a Aguas Tuertas, deberemos tomar la carretera que parte desde el pueblo de Hecho con dirección a la Selva de Oza. Es un trayecto de unos 20 kilómetros que no debería llevarnos más de media hora. Por el camino, dejaremos atrás Siresa o La Boca del Infierno (no tan infernal como la pintan). Una vez llegados al refugio de la Selva de Oza, deberemos seguir avanzando con el coche hasta llegar a una zona de aparcamiento situada a la izquierda. Este es el primer lugar en el que podremos aparcar, no obstante, es posible continuar unos cuatro kilómetros más hasta llegar a una zona en la que el camino se ensancha y está permitido el aparcamiento.

Otra forma de llegar también sería pinchando aquí y viendo directamente la ubicación en Google Maps, claro…

Aguas Tuertas
Aguas Tuertas

EL CAMINO A AGUAS TUERTAS

El camino que lleva a aguas Tuertas discurre prácticamente todo el tiempo junto al río Aragón Subordán y es imposible perderse por ser bastante ancho y, por si fuera poco, marcado con señales blancas y rojas. El Aragón Subordán es un río muy poco caudaloso y no es difícil ver diferentes animales junto a él, desde vacas a caballos pasando por una especie de marmotas que lo logré identificar.

A medida que recorremos el valle, vamos descubriendo grandes formaciones rocosas a nuestro alrededor. Estos son unos paisajes increíbles para sacar alguna foto. Si seguimos andando, llegaremos a El Salto, una estrecha y alta cascada por la que cae el agua de río proveniente de Aguas Tuertas.

Aguas tuertas
Aguas tuertas

Más adelante, nos encontraremos con una bifurcación. Si vamos por la derecha, seguiremos con el camino establecido. Es más largo pero más sencillo para caminar. La otra ruta consiste en seguir de frente por un camino bastante más “difuso” y teniendo que sortear rocas. No es muy complicado y no requiere demasiada habilidad. Elijamos el camino que elijamos, acabaremos en el Refugio Achar de Aguas Tuertas, justo después de atravesar una puerta metálica que sirve para que no se escape el ganado y los animales del valle.

Aguas Tuertas
Aguas Tuertas
Aguas tuertas
Aguas tuertas

AGUAS TUERTAS

Una vez dentro del valle, llegaremos una amplia explanada en la que podremos ver un montón de vacas y caballos pastando. Estos animales, a pesar de estar libres, son súper tranquilos y están acostumbrados a la presencia de las personas, por lo que no suponen ningún peligro. El Llano de Aguas Tuertas nos regala una imagen espectacular. Si seguimos andando hacia la izquierda, nos encontraremos con el famoso (en la zona) Dolmen de Aguas Tuertas, más o menos a cien metros de la entrada al parque. Esta construcción megalítica también es conocida como Caseta del Duende por ser un lugar por el que estas criaturas acceden a nuestro mundo.

Aguas Tuertas
Aguas Tuertas
Aguas Tuertas
Aguas Tuertas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: