11 curiosidades muy curiosas sobre la prisión de Alcatraz

La prisión de Alcatraz es la más famosa del mundo. Si hace poco hablábamos de lo que se siente al visitar este lugar, hoy os traigo once curiosidades sobre esta emblemática cárcel situada en la Bahía de San Francisco.

¿Sabes nadar?

La isla de Alcatraz se encuentra a 2,4 kilómetros de la ciudad de San Francisco. Esta distancia es uno de los obstáculos más complicados que tenía que superar cualquier preso que pretendiera fugarse de la prisión. No solo era por la distancia, además, el inexperto nadador debía hacer frente a las bajas temperaturas del agua y a las corrientes marinas. También se dice que hasta puede haber tiburones, por si fuera poco…

Se llama así por…

La isla debe su nombre a la cantidad de alcatraces que viven en ella. Los españoles podemos sacar un poco de pecho, ya que fue uno de los nuestros quien bautizó este peñasco con el nombre que ahora conocemos. Además de alcatraces, la isla es el hogar de una gran variedad de aves. Uno de sus presos, Robert Franklin, llegó a hacerse famoso durante su estancia en la cárcel por cuidar a un gran número de estos pájaros y por realizar estudios sobre estos animales. Era llamado “el hombre pájaro de Alcatraz”.

Pues no se está tan mal

Al contrario de lo que se piensa, Alcatraz era una prisión puntera y muchas veces eran los mismos presos quienes solicitaban ser llevados a La Roca. Tenían la mejor comida de todo el sistema penitenciario, agua caliente, instalaciones deportivas modernas e incluso una banda de música. En esta banda, por cierto, participaba el mismísimo Al Capone con el banjo.

Al Capone tocando el Banjo

¿Quién vive ahí?

En la prisión no solamente vivían los presos y los guardias. Una zona de la isla estaba destinada a las viviendas de los familiares de la gente que trabajaba en la prisión. Muchos de los niños que crecieron en la isla viven hoy en día y recuerdan con cariño su infancia en este lugar.

Cero ejecuciones peeero…

Durante todos sus años de funcionamiento, ningún preso fue ejecutado en Alcatraz. Eso no quiere decir que no hubiera habido muertes. 15 presos murieron de diferentes enfermedades, hubo 5 suicidios y 8 asesinatos. Esto último no es de extrañar, puesto que en Alcatraz vivieron muchos de los criminales más violentos de su época.

Invasión de Alcatraz

Tras el cierre de la prisión, la isla fue tomada por un grupo de nativos americanos. Exigieron que la isla fuera convertida en una reserva india y alegaron que eso respetaba un acuerdo firmado en el pasado que les permitía asentarse en este lugar. La ocupación duró 18 meses tras los cuales, fueron desalojados.

Alcatraz. Foto: Nacho Andrés

¡Se escapan!

Durante el periodo que estuvo abierta, se produjeron hasta 14 intentos de fuga. 23 presos fueron capturados antes de que lograran alcanzar la libertad, 6 murieron al ser disparados, 2 ahogados y hay 5 que lograron escapar con éxito y aun hoy en día se encuentran en paradero desconocido.

Frank Lee Morris y los hermanos Anglin. Tres presos fugados de Alcatraz.

La Batalla de Alcatraz

En 1946 tuvo lugar la llamada Batalla de Alcatraz. Este fue un intento de fuga que terminó con varios presos atrincherados en la galería principal. Mataron a dos guardias y defendieron su posición durante dos días antes de que fueran ejecutados.

Nos cierran el chiringuito

Su función como prisión federal terminó en el año 1963. El cierre se debió a los altos costes que suponía mantenerla en funcionamiento. Se calcula que mantener a cada preso era tres veces más caro que en cualquier otra prisión. Además, el agua del mar había dañado gravemente la estructura de varios edificios de la isla.

Alcatraz en el cine

La prisión de Alcatraz ha aparecido en un gran número de películas como El hombre de Alcatraz, La Roca, Fuga de Alcatraz o Infierno en Alcatraz.

¿Dónde está Sirius Black?

J.K. Rowling, autora de Harry Potter (no debería hacer falta aclarar esto…), reconoció que se inspiró en este lugar para crear la prisión de Azkaban. De hecho, su nombre viene de la combinación de Alcatraz con “Abbadon”, una palabra hebrea que significa “lugar de destrucción. Si lo pensamos bien, la prisión de los magos mantiene muchas de las características de La Roca. Quitando el tema de los dementores y todo eso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: