El Valle de la Muerte: historia, curiosidades y leyendas

EL VALLE DE LA MUERTE… A ver, dicho así, la verdad es que no entran muchas ganas de visitarlo, ¿verdad? Pocos nombres invitan menos a coger una mochila, un mantel y algo de comida para pasar un agradable día de verano con la familia. Este – aparentemente – macabro lugar se encuentra en el sureste de California, Estados Unidos. ¿Por qué se llama así? Hoy os voy a hablar un poco sobre el Valle de la Muerte, su historia, sus leyendas y algunos consejos para adentrarse en él

El Valle de la Muerte es el segundo parque natural más grande de los Estados Unidos, justo por detrás de Yellowstone, y forma parte del gran desierto del Mojave. Tal vez el saber que se encuentra dentro de un desierto ya nos dé una pista del porqué de su nombre. El Valle de la Muerte es conocido por ser el lugar más caliente del planeta. En este lugar se han llegado a registrar los 56,7 grados centígrados, la temperatura más alta registrada en la historia. Resulta curioso descubrir que el punto más cálido del planeta se encuentra en Estados Unidos, y no en otros continentes como África o Oceanía. El motivo principal por el que se dan estas temperaturas es que el Valle de la Muerte se encuentra a 86 metros por debajo del nivel del mar. Además, por si fuera poco, está rodeado de las altas montañas de Sierra Nevada. Estas formaciones impiden el acceso a las nubes, por lo que, durante la mayor parte del año, apenas cae agua en esta región.

El valle de la Muerte
El valle de la Muerte

¿Por qué “El Valle de la Muerte”?

A pesar de que ya hemos explicado el motivo de su nombre, todavía no sabéis el momento exacto en el que esta región fue bautizada con ese nombre. Fue en el año 1849. En este año, un convoy de colonos se perdió con sus carruajes y con su ganado en esta inmensa llanura del Mojave. Después de varias semanas, la travesía se convirtió en un infierno. Además de tener que soportar las altas temperaturas del día, debían hacer frente al frío de la noche. Quemaron sus carros para hacer fuego y poco a poco se fueron comiendo a todos sus animales para sobrevivir. Cuando por fin lograron salir de aquel lugar, una de las mujeres de la expedición se giró antes de despedirse de aquel horrible lugar gritando: “Adiós, Valle de la Muerte”.

El Valle de la Muerte
El Valle de la Muerte

¿Hay vida en el Valle de la Muerte?

Pues sí, hay vida en el Valle de la Muerte. Por culpa de la falta de lluvia que hemos mencionado antes, apenas se puede encontrar vegetación, únicamente algunos pinos en las zonas más altas. No obstante, si podremos encontrarnos algunos animales como coyotes, linces y pumas. Otro de los animales que podremos ver, y de los que es mejor mantenerse alejado, son las serpientes de cascabel. Si las veis y se os pasa por la cabeza acercaros, recordad: las serpientes de cascabel son las serpientes que más muertes causan entre humanos en los Estados Unidos. Dicho esto, cada uno es libre de hacer lo que quiera, ¡faltaría más!

Un valle de cine

Por su aspecto y su geografía, no es extraño que muchos directores de cine y televisión hayan puesto sus ojos en el Valle de la Muerte para rodar sus películas y series de televisión. Este paraje californiano ha aparecido en muchos westerns americanos, y también en algunos grandes éxitos mundiales como en Star Wars V: El imperio contraataca y Star Wars VI: El retorno del jedi.

Valle de la Muerte
Valle de la Muerte

El misterio de las rocas móviles

En el Valle de la Muerte existe un fenómeno que ha aparecido en no pocos programas de televisión y ha sido protagonista de muchas leyendas y teorías. Se trata de las famosas rocas móviles de Racetrack. A comienzo de los años 40, se descubrió que en una zona del valle había una serie de rocas que se movían solas, dejando tras de sí un rastro de su movimiento. Cientos de rocas, algunas de ellas de más de 300 kilos, se movían sin explicación y sin que nadie llegara a ver cómo lo hacían.

Valle de la Muerte
Valle de la Muerte

Después de varios años de investigación, se ha descubierto que estas rocas no tienen vida, y que tampoco son extraterrestres quienes bajan a moverlas para jugar a una especie de petanca intergaláctica. Su movimiento se debe a un proceso mucho más natural. La poca lluvia que cae sobre esta zona se filtra entre la tierra quedando en una capa inferior a superficie. Por la noche, este agua se congela, provocando que las rocas se deslicen muy lentamente. Es una lástima, con lo que mola imaginar a esas rocas cobrando vida y moviéndose por el desierto del Mojave…

 

A pesar de su nombre, el Valle de la Muerte debe ser una parada obligatoria para quienes viajen a California. Es un lugar espectacular con grandes vistas y en el que los amantes de la fotografía y los parajes naturales disfrutarán mucho con un parque diferente al que están acostumbrados. Eso sí, conviene ir aprovisionados con botellas de agua y comida. Recordad que, al revés que en 1849, no podréis sobrevivir a la fría noche quemando vuestro coche, dudo mucho que vayáis a viajar con ganado del que poder alimentaros y Estados Unidos es uno de esos extraños países en los que el canibalismo es una práctica prohibida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: