Entrar en el Desierto Blanco de Egipto fue una de las mejores experiencias que vivimos durante nuestra aventura por el país de los faraones. Visitamos el Desierto Negro, vimos las esculturas naturales formadas en la roca caliza, árboles milenarios y dormimos bajo las estrellas en tiendas de campaña. Hoy, os voy a contar un poco más sobre el Desierto Blanco…

El Desierto Blanco de Egipto

El Desierto Blanco de Egipto es una enorme llanura situada al oeste del país, a unas cinco horas en coche desde El Cairo. Al contrario de la mayoría de los desiertos, este no tiene el color amarillo y naranja característicos de unirse el sol y la arena. La roca caliza, esculpida con el paso del tiempo y el viento, ha dado a este lugar ese color blanco que da nombre al paraje natural y a unas formaciones capaces que quitaros el hipo.

 

¿Por qué visitar el Desierto Blanco?

Porque Egipto no es solo pirámides y templos… Con el paso del tiempo, recuerdo los dos días que pasamos en el Desierto Blanco como dos de los mejores días de nuestro viaje a Egipto. En general, también ha sido una de las aventuras con las que más he disfrutado. Es una excursión preciosa y no muy frecuente para quienes viajan con poco tiempo, pero, teniéndolo, os recomiendo mucho pasar al menos una noche en el desierto.

Veréis formaciones naturales espectaculares, dormiréis bajo las estrellas y, si elegís bien los guías, harán que sea una velada inolvidable.

¿Cómo ir?

Normalmente, la excursión al Desierto Blanco sale del Cairo. En la capital, existen muchas agencias con las que poder hacerlo, y más o menos todas ofrecen el mismo recorrido. Como siempre en Egipto, que haya mucha oferta nos permite regatear los precios.

En nuestro caso, después de llamar a unas cuantas, finalmente elegimos una empresa pequeña. Esta empresa está comenzando ahora con el negocio y los guías, muy experimentados en este tipo de excursiones, fueron increíblemente agradables con nosotros. Además, el precio era mucho más barato que el resto. En total, pagamos unos 95 euros por cabeza, cuando en el resto de las agencias piden más de 130. El precio incluía:

  • Transporte en 4×4 por el desierto
  • Dos guías
  • Comida del primer día
  • Cena
  • Noche en el desierto con tiendas de campaña, mantas, jergones y todo lo necesario para no tener que ir al fisio al volver a España.
  • Desayuno del segundo día

Por temas de privacidad, soy un poco reacio a publicar aquí el número de teléfono de los chicos con los fuimos. Si estáis interesados, podéis pedírmelo sin problemas en mi cuenta de Instagram o en el correo equipajeymanta@gmail.com. En su página web (que está en alemán) podéis ver algunas imágenes de estas excursiones.

¿Qué ver en el Desierto Blanco?

Aunque lo mejor del Desierto Blanco es la experiencia en sí misma, os voy a hacer una lista con algunos de los lugares en los que paramos y que pudimos ver de cerca:

  • Desierto Negro
Desierto Negro. Desierto Blanco de Egipto
Desierto Negro. Desierto Blanco de Egipto
  • Montaña de Cristal
Montaña de Cristal
Montaña de Cristal
  • Árbol El-Santa
Árbol El-Santa
Árbol El-Santa
  • Valle de Agabat
Valle de Agabat
Valle de Agabat
  • Noche del desierto
Noche en el Desierto Blanco de Egipto
Noche en el Desierto Blanco de Egipto

La noche en el desierto

A pesar de que los paisajes son espectaculares, lo mejor de todo fueron las comidas y las charlas con nuestros guías, quienes cocinaron comida típica del país y con quienes pudimos compartir una gran velada frente a la hoguera.

Desayuno en el Desierto Blanco
Desayuno en el Desierto Blanco

Después de pasar horas hablando, aprendiendo palabras en árabe y bebiendo té frente al calor del fuego, nosotros nos fuimos a dormir a nuestras tiendas de campaña, donde pudimos escuchar ratoncillos y algún que otro zorro en el exterior. Como ya he dicho antes, sin duda una experiencia inolvidable e imprescindible para los aventureros que quieran conocer Egipto.

Frente a la hoguera
Frente a la hoguera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: